domingo, 23 de mayo de 2010

CALTIKI, THE IMMORTAL MONSTER [Original: Caltiki, il mostro immortale] (1959)

CALTIKI, THE IMMORTAL MONSTER [Original: Caltiki, il mostro immortale] (1959)
Dir. Riccardo Freda (como Robert Hampton), Mario Bava (sin crédito)
  • Guión: Filippo Sanjust (como Philip Just)
  • Actores: John Merivale, Didi Perego, Gérard Herter, Daniela Rocca
  • País: Italia
  • Clasificación: Extraños
Sinopsis:

Una expedición arqueológica acude al antiguo asentamiento maya de Tikal en busca de datos que ayuden a descubrir el por qué de la repentina migración de sus antiguos habitantes hacia el norte del territorio, abandonando sus ciudades. La paz y la tranquilidad de la expedición se ve rota cuando uno de sus miembros llega al campamento en estado de shock y repitiendo entre afiebradas visones el nombre de “Caltiki”.

El grupo acude al lugar de donde llegó el hombre y descubren sorprendidos un templo subterráneo dedicado a la deidad Caltiki, - él o la inmortal - (extrañamente, el contador gaiger de uno de los expedicionarios detecta la presencia de material radioactivo). Alrededor de la imagen de la deidad se encuentra un cenote sagrado donde otro miembro de la expedición se sumerge en traje de buceo descubriendo en su fondo huesos de hombres y mujeres sacrificados, así como gran cantidad de ofrendas en oro.

Pero eso no es lo único que habita en las profundidades de ese cenote y la expedición es sorprendida por una terrorífica criatura, una masa informe y gelatinosa que ataca al grupo. Aterrorizados, los miembros del equipo huyen de del templo, cargando con ellos a Max Gunther (Gérard Herter), quien ha sido atacado por la “cosa”. Su brazo derecho se encuentra cubierto por parte de la materia que conforma a la criatura, causándole espantosos dolores.

El monstruo no está dispuesto a dejar escapar tan fácil a sus víctimas y se arrastra a gran velocidad tras de ellos. Cuando esta sale al exterior del templo, el Dr. John Fielding (John Merivale) hace chocar contra él una camioneta llena de gasolina, creando una explosión que cubre al monstruo con fuego.

La expedición termina abruptamente y el sobreviviente es enviado de inmediato a la ciudad de México donde es atendido por los médicos. Al lograr retirarle la voraz gelatina, encuentran que brazo ha sido casi totalmente disuelto en la sustancia de la criatura, dejando solo el hueso.

Dueño de una muestra y una prueba de la existencia de la bestia, el profesor Fielding decide presentar un pedazo de ella a la comunidad científica, que gracias a las notas de los periódicos están al tanto de la sorprendente noticia. El pedazo de la criatura es estudiado y se llega a la conclusión de que se trata de una especie de célula gigante que crece y se activa cuando se encuentra cerca de emisiones radioactivas, como la detectada en el interior de la caverna.

Mientras tanto Max Gunther, la victima de la criatura Caltiki, enloquecido por algún extraño veneno que el monstruo inoculó en su torrente sanguíneo, mata a golpes a su enfermera y escapa de la institución para dirigirse al hogar del profesor Fielding donde se encuentra la esposa de este, Ellen Fielding (Didi Perego), su pequeña hija, y la amante de Max, una joven y guapa chica mexicana llamada Linda (Daniela Rocca).

Lo que aún ignoran los científicos es que esa misma noche está por repetirse un extraño fenómeno que coincide con la fecha del abrupto éxodo de los mayas de sus ciudades: un cometa se encuentra pasando frente a nuestro planeta derramando sobre nuestro mundo una gran cantidad de emisiones radioactivas. Los pedazos de la bestia Caltiki vuelven a reactivarse y tanto en el laboratorio de investigaciones, como en la casa del Prof. Fielding, la criatura, ahora convertida en dos, comienza a crecer con rapidez. La gelatina voraz está a punto de convertirse una vez más en el apocalipsis, ya no de los mayas, sino de la mismísima raza humana.

Comentarios:

Aunque producida en Italia, CALTIKI IL MOSTRO IMMORTALE es a todas vistas un producto creado con el mercado norteamericano en mente. Claro emulo de THE BLOB (Irvin S. Yeaworth Jr. y Rusell S. Doughten Jr. 1958) Caltiki guarda bastantes similitudes con esta, pero se salva de convertirse en un pastiche porque muestra superioridad en muchos sentidos.

Entre las similitudes está que ambas películas fueron dirigidas por dos directores y uno de ellos, sin crédito. En el caso de Caltiki, Riccardo Freda (quien toma el alias de Robert Hamton precisamente para no desentonar con el mercado norteamericano en miras) deja el proyecto a mitad del camino y lo toma su director de fotografía, un joven y aún no famoso Mario Bava (quien se firma como John Foam en los créditos de director de fotografía) quien lleva a buen puerto el proyecto, pero no con el estilo que lo hará famoso en películas posteriores.

Tenemos también a la bestia Caltiki, una masa informe y voraz que disuelve a sus víctimas al contacto, básicamente la misma idea que la criatura BLOB, pero esta vez, los efectos especiales se encuentran centrados más que nada en el uso de maquetas muy bien detalladas y no sobreimpresiones, por lo que se otorga verosimilitud a la criatura.

La trama de Caltiki transcurre en un entorno geográfico y cultural que no es el de sus creadores y eso se nota en seguido cuando comenzamos a notar un extraño sincretismo en sus elementos que resulta a todos vistas ridículo. Supuestamente basada en una leyenda maya, el nombre de la criatura, Caltiki, parece no tener nada en común con la fonética de los pueblos indígenas del lugar. Más que deidad maya, se nos antoja una especie de nombre proveniente de las islas del Pacifico Sur. Las cosas comienzan a complicarse cuando unos nativos negros (¡!) acompañados de bongos siguen el baile de una joven mexicana en lo que se supone una ancestral danza secreta que más que antigua parece arrancada de un antro de congal.

La Ciudad de México, por su parte, se retrata como una extraña mezcla entre candor rural y el progreso del primer mundo: mientras la policía y la casa del Prof. Fielding parecen formar parte de un escenario de pueblo, se puede encontrar en la ciudad los sorprendentes avances tecnológicos de los institutos de investigación más adelantados del mundo pues se cuenta con una maquina que permite detectar en cuestión de segundos la edad de los objetos analizados, además de contar con cámaras de bombardeo de partículas de alta energía, lo que parece poner a México en la vanguardia de los estudios nucleares. Por supuesto, las imprecisiones científicas están también a la orden del día, pero nada de eso será impedimento para que la historia se desarrolle.

Aún con todo ello, Caltiki es una película que se disfruta y que ofrece momentos emocionantes y una factura respetable para lo que se considera una película clase B

[Existen una versión en DVD]



2 comentarios:

Caracol dijo...

Como siempre me encantaron las nuevas entradas del blog. Sólo tengo una pregunta ¿por qué el visor de videos de youtube siempre los muestra como cortados por la mitad? No me refiero a la extensión, que esa está correcta, sino a que las imágenes salen a la mitad, como si la pantalla fuese más larga.

Era todo.

Saludos y ojalá se pueda corregir eso.

Gabriel dijo...

Fijate que ando tratando de arreglar eso ...